Elegimos conscientemente la construcción de una casa pasiva. Eso significa una gran inversión en aparatos de bajo consumo energético, buen aislamiento, sistemas sanitarios inteligentes…. Aun así, sabemos perfectamente que en realidad reducir significativamente el consumo de energía depende de nosotros: si no dejas aparatos encendidos y bajas bien las persianas, todavía ahorras más. ONE Smart Control nos ayuda a conseguirlo.

Las funciones automáticas son muy útiles: apagarlo todo con un botón, persianas automáticas… Eso nos ahorra mucha energía. Además, ahora sabemos con mucho detalle dónde se gasta la energía. Es realmente sorprendente ver cuánta energía consumen algunos aparatos.

En nuestro caso específico, hasta nos da una ventaja más: sabemos exactamente qué parte del consumo energético de la casa corresponde al despacho de arquitectura. Muy cómodo a la hora de hacer la declaración a Hacienda.

La verdad es que no veíamos muy claro lo de la domótica.

Lo de crear ambientes distintos en la casa nos parecía buena idea, pero no queríamos para nada un sistema complejo que no nos permitiese encender y apagar las luces del modo “normal”. Pero ONE Smart Control no funciona así. Nuestros nuevos botones siguen haciendo lo mismo que siempre, pero ahora tenemos varias funciones más. Y eso justamente es lo que resulta tan útil.