¿Qué ventajas ofrece un cableado clásico?

Debido a que el sistema funciona a 230 V, no hace falta instalar cables específicos. Eso permite instalar el sistema en viviendas existentes sin tener que hacer obras.
En caso de vivienda nueva, no tendrá que pensar de antemano qué quiere automatizar y dónde. Y esto también puede hacerse una vez ya instalados los cables, lo cual ofrece una gran flexibilidad a los residentes.
Además, hay una amplia gama de botones que funcionan a 230 V.
Y si alguna vez se traslada, puede llevarse estos elementos fácilmente a su nuevo hogar.